Idealiza para inspirarte no para conformarte.

Todos hemos admirado alguna vez a alguien, nos ha podido gustar lo que dice, lo que hace, como canta, como baila, como juega al fútbol o como triunfa en lo suyo.

Ver esas actitudes de realización o de aquello que te gusta no es malo, incluso es bueno y poderoso si lo tomas como referente para tu propia realización. Constancia, trabajo, disciplina, cuidados…son valores o referencias que siempre puedes extraer. Aquello que te llama la atención de alguien que admiras es aquello que tu parte más interna quiere integrar.

Cuando vemos un personaje famoso, podemos llegar a idealizar… vemos su éxito, lo que han conseguido…pero no te olvides de una cosa, sólo te está mostrando una parte de él o ella que es la que te tiene que servir a ti, para inspirarte, para modelarte… ellos o cualquier personaje que idealices, no deja de ser “un ser humano”, si… incluido tu vecino o amigo que sale estupendo en las redes sociales día tras día sin parecer afectarle ni el cambio de viento. Ellos también tienen sus días malos, sus retos de vida, sus problemas que superar, han tenido sus caídas y a lo mejor han sabido levantarse… pero todos tenemos en común que estamos en constante evolución, por lo que superado un reto vendrá otro, todos nos montamos en la montaña rusa de las emociones, todos tenemos los niveles de confianza y de autoestima subiendo y bajando dependiendo de dónde, cuándo y con quién estemos….por lo que todos somos muy iguales.

Imaginarte que son seres especiales que no tienen que pasar por las mismas vicisitudes de la vida que tú, te puede llevar de manera equivocada al conformismo de tu propia vida y por tanto de tu acomodación o estado de “no hacer” ó  “no intentar”, pensando que unos nacen con estrella y otros estrellados, comparándote de manera excesiva para convencerte de que tu vida no tiene arreglo pues no tuviste tanta suerte como aquel, o esperando que cometan un gravísimo error o que caigan en lo peor para poder decir…¡ves! después de todo mi vida no está tan mal así.

Con todo esto como dije, te quiero llevar a una reflexión… ¿qué es lo que admiras del otro?…trata de llegar a lo más profundo de esa admiración pues eso es información para ti… tiene que ser tu inspiración, ahí hay algo que puedes aprender, pues sino tu mente no proyectaría esa admiración…¿qué ves en el otro que te gusta?…¿qué lo aman?, ¿qué lo respetan?, ¿qué consigue lo que quiere?, ¿qué es trabajador?…. reflexiona y cualquier cosa que veas…pregúntate… ¿qué tiene que ver eso contigo?

 

Kisses!!!

www.vaniacoach.com

                     

 

                     

Recommended Posts