Voluntad divino tesoro

¿Justificas lo que NO has conseguido pero te gustaría conseguir? Son varias las ocasiones en las que he escuchado  a las personas justificar  el no llevar a cabo su objetivo querido ( por ejemplo bajar de peso) con la frase “No puedo, no tengo voluntad”.

Que levante la mano quién no querría la pastilla de la voluntad, jajaja…

Sin embargo, tengo que deciros algo….sí tenéis voluntad. Otra cosa será la falta de uso de la misma por que la voluntad al fin y al cabo se apoya en un sistema de recompensa, en una motivación y es probable que esa falta de uso, venga motivada porque no sabes lo que quieres o si lo sabes no lo estas enfocando por la falta de ilusión y motivación, por la falta de un sentido de vida, de objetivos y de enfocarte en la recompensa futura para poder rechazar la inmediata.“No hay voluntad si no hay conocimiento de la meta”

Voy a tratar de no teorizar mucho sobre la voluntad, al respecto hay mucho escrito ( ya me lo leo yo,jajaja) y lo que os voy a tratar es de resumir a modo práctico lo que os interesa, es decir que es y como puedes gestionar tu autocontrol o voluntad.

El tema es extenso y hoy hablaremos de que es y la importancia que tiene en tu vida. Mañana os dejaré más sobre como entrenarla o su gestión.

Primero, ¡no digas más “no tengo voluntad”!!!, es cierto que unos la tienen más entrenada que otros, cuestión incluso marcada desde la infancia (Libro: El Test de la Golosina de Walter Michel), pero como todo en esta vida tú puedes entrenarla y mejorarla.

¿Porqué no empezamos a dejar de negarla?, reconoce esa parte que existe en ti y a la que has recurrido cuando has tenido claro tu objetivo, no es que no la tengas,simplemente no te estas programando para usarla, pero está ahí, es tu aliada para conseguir tus mayores deseos, solo está esperando que le des al botón ON.

Obviamente esa falta de uso ha hecho que este aliado, esta voluntad esté un poco dormida…“Los perdedores y los triunfadores no se hacen de un día para otro”.

Hacerte a tí mismo, poseerte, no es fácil ni sencillo a corto plazo, pero después de unos primeros periodos a contracorriente, tu voluntad estará más entrenada y tendrás capacidad para dejar de atender a lo fácil e inclinarte hacia lo mejor aunque sea lo más costoso. Son momentos de lucha contigo mismo pero con la gran satisfacción de llegar a conquistarte, y te recuerdo que la persona que más merece tus sacrificios, tus cuidados y tu amor para darte lo mejor, eres TÚ.

Te aconsejo que empieces a observar los beneficios de entrenar la voluntad. Empieza a dejar de verlo como algo tedioso y ahora visualízalo como un gran tesoro, un tesoro que puede que te cueste un poco encontrar pero que está ahí para que lo puedas disfrutar una vez que lo tengas: “Quién tiene entrenada la voluntad es más libre y puede llevar a su vida hacia donde quiera”. No te hace más libre hacer lo que te apetece sino tener la capacidad de elegir aquello que hace que llegues a lo que quieres como persona. ¿Como te sientes cuando consigues lo que quieres?¿Como te sentirías consiguiendo lo que quieres? ¿Poderoso?, ¿Libre?, ¿Valiente?

Sin embargo la falta de entrenamiento de nuestra voluntad nos hace sentirnos amenazados y frágiles, poco a poco perdemos la confianza en nosotros mismos por desviarnos a menudo del camino trazado, de este modo vamos limando  casi sin darnos cuenta nuestra preciada autoestima.

La perdida de confianza en uno mismo se hila entonces con una mala gestión del miedo y la tristeza, esta situación lleva obviamente a que  empecemos a sentirnos mal y casualmente…. ¡empezamos a exigir a los demás!!!! , reclamamos que nos den lo que nosotros mismos no nos estamos dando.Este estado tan inestable y de dependencias, lo que nos puede hacer además es caer en el circulo de las expectativas y las decepciones…. ¿Qué? ¿Como lo veis?. Pinta mal, ¿no? … ¿Merece la pena empezar vuestro entrenamiento de la voluntad?

¡Bien!…pues aqui está vuestra coach de la voluntad, y a lo largo de estos días vamos a ir viendo los “coaching tips” que os propongo para que puedas conseguir tu tesoro.

Armate de valor y empieza a visualizar tu objetivo. Pregunta ¿Para que quiero …X?, ¿como me voy a sentir?, ¿Como me siento por no conseguirlo? y toma tú elección. Recuerda que lo que vas a hacer es para sentirte como tu quieres.

Lo primero que necesitaremos para entrenar la voluntad es ser capaces de renunciar a la satisfacción o placeres inmediatos o urgentes que se abren paso sin más. Lo inmediato puede superarse y rebasarse cuando existen otros planes a los que nos hemos adherido, planes para los que nos hemos programado y que hemos incluido en nuestro proyecto de vida, proyecto de vida que no se improvisa, sino que se diseña.

“La voluntad es determinación, firmeza en los propósitos, solidez en los objetivos y ánimo frente a las dificultades.”

Escucha bien…tendrás voluntad para aquello que programes en tu proyecto de vida… mira en cuantas cosas tienes voluntad simplemente porque lo has dado por hecho o lo has programado para tu vida… ir cada mañana al trabajo, cuidar a un familiar, dejar de hacer lo que te gusta por complacer a otra persona….

Importante, el entrenamiento de la voluntad debemos edificarlo desde la alegría, esto nos conducirá poco a poco a ser mejores, empezando por tareas pequeñas, pequeños vencimientos, pequeñas cosas que no nos apetecen pero que sabemos que son buenas para nosotros, hasta llegar al arte de ser dueños de nosotros mismos.

¡Os espero!

Kisses

 

Recommended Posts