SEPARARSE…

¿Se acabó? ,¿esto es lo que quiero?, ¿seré yo?, ¿será él?… Separarse, no es fácil… fue tu apuesta y hubo un tiempo en el que estabas convencido de que esa persona iba a ocupar ese lugar de compañero de vida. Esa persona se hace parte tuya y cuanto más pasa el tiempo más se integra en ti, en tus costumbres, en tu día a día…

Con el paso de los años la pareja evoluciona porque cada uno de nosotros individualmente también evolucionamos, y de repente un día en esa evolución uno de los dos sube un escalón y tratando de mantenerse unida a su pareja le da la mano para que le acompañe, le aconseja y le pide:” esta tiene que ser nuestra dirección” sin embargo  no lo sube… tu sigues subiendo escalones y tratas de mantenerte unida, pero ya la distancia es mucha… tu quieres que te acompañe y lo dices, lo dices muchas veces, se intenta, se busca,se duda…. En la mayoría de los casos que me han comentado me hablan de como se suelen  dar miles de avisos… “así no, esto tiene que cambiar, si queremos estar juntos tenemos que hacer algo… ” hay algo dentro de ti que sabe que tu relación ya no funciona.

vaniaa7

Comienza así una etapa muy dura, la de la duda… un día te convences de que todo es maravilloso, cerrando los ojos a lo que no quieres ver y otro día estas super convencida de que se acabó, que ya tu pareja no satisface tus necesidades, que has hecho cesiones de poder que ya no tienen vuelta atrás, que en definitiva vuestro propósito y vuestra visión de vida en pareja parece ser totalmente distinto…que la comprensión y la comunicación van perdiendo puestos… una etapa de dudas que se puede alargar mucho, incluso hasta el infinito por no ser capaz de salir de ahí.

De repente llega un día en el que te armas de valor y dices YA. Después de haber mirado mil veces los pros y los contras decides. Esta decisión suele ir acompañada de una emoción intensa que es la que te mueve…tristeza, enfado o rabia…desencadenante de tu próximo cambio.

Tomada la decisión y tirándote de lleno al mar de la incertidumbre vienen unos días en donde hay que mantenerse firme porque la tormenta de recuerdos, miedos, emociones será fuerte y te pueden tumbar, TOMA CONCIENCIA de eso, de que es una tormenta y pasará.

Después de la tormenta viene la calma pero hay que saber que te estas despegando de algo que tenías como tuyo y que hay que llegar al punto de aceptación de la pérdida por lo que tendrás que pasar todas las fases del duelo:

  1. Inmovilidad
  2. Negación
  3. Cólera/Ira
  4. Negociación
  5. Angustia
  6. Tristeza
  7. Depresión
  8. ASIMILACIÓN/ACEPTACIÓN

Lo rapido o lento al pasar por estas fases dependerá de ti y tus circunstancias pero saber que tienes que pasar por ellas te ayudará a entender el dolor que puede surgir y tus estados de ánimo, de manera que no dudes de ti ni de tu decisión de ruptura. Eres un ser emocional que se esta quitando un antiguo traje para meterse en otro y eso en términos emocionales puede doler, aceptaló, no huyas, busca tu recogimiento y haz cosas que te gustan…pronto pasará.

Poco a poco vendrán días llenos de esa paz mental que no te daba tu relación y esos días tienen un valor incalculable… un valor capaz de compensar momentos malos, como la decepción, la pérdida de amigos por el hecho de la separación, pérdida de tu hogar, los desaires de tu ex, que parece que por más que quieran evitarse es requisito necesario en toda separación. Cada uno y según los casos llevará los suyos.

Importante, saber llevar la gestión del cambio, la lectura de las emociones y su gestión, sanar el resentimiento que pueda aparecer, pues quedarte con él solo puede llevarte al rencor y eso es un gran veneno. Es como pretender tomarte ese vaso de veneno y esperar que se muera el otro, nada aconsejable. Así que perdona porque comprendes y aceptas que esa persona no sabía o podía cumplir tus expectativas o tus valores,pero no olvides. No se puede pedir peras al olmo. “PERDONO, pero tengo DERECHO A ELEGIR que no estés más en mi vida.”

Ahora es solo cuestión de paciencia, reconstruirse…apóyate en tus amigos, tu familia, el deporte,viajar, pasear…siempre desahogos sanos que te hagan mantener tu equilibrio y mira al horizonte con optimismo….Separase no es ni bueno ni malo, esa persona se cruzó en tu vida para enseñarte algo para hacerte crecer con el daño que te haya hecho y hay que dar gracias por eso, de estas situaciones se sale más fuerte, sabiendo más y sobretodo sabiendo que es lo que ya no quieres…desde tu interior sabes que tienes que seguir tu camino no dudes que será para algo positivo. Todo es perfecto.

Yo desde aqui aprovecho para dar las gracias a todos los que estuvieron a mi lado, a mi hermana pequeña que me abrió las puertas de su casa cuando no tenía donde ir, te quiero.. a mi familia, a mis amigos (los de verdad) que me ofrecieron sus casas, sus ayudas, su cariño y su ánimo, a muchas personas que ha aparecido en mi vida que por nada a cambio me han dicho “Vania, no te preocupes no estás sola”, a los que sin conocerme me mandaban palabras de apoyo desde las redes sociales… todos y cada uno de vosotros me habéis llenado y emocionado. Gracias

Kisses

 

Recommended Posts