Entrena tu mente

Nos pasamos la vida entrenando. ¿Y que es el entrenamiento? Entrenamiento es  la adquisición de habilidades, capacidades y conocimientos como resultado de la enseñanza de algún tipo de oficio, carrera, desarrollo de alguna aptitud física o mental y que está orientada a reportar algún beneficio o utilidad al individuo que se somete al aprendizaje.

Desde muy pequeños nos entrenan para vivir en la sociedad que nos ha tocado vivir, tendrás que conocer las habilidades de las matemáticas, del lenguaje, de tu cultura, entrenamiento que sería totalmente diferente si hubieses nacido en una tribu o en una ciudad con una cultura totalmente diferente.¿No?

Tu propia educación y experiencia te lleva a entrenar casi de manera automática hábitos que finalmente se integran en tu vida como algo tuyo, siendo tus hábitos los grandes y potentes generadores de tu destino.

Entrenamos nuestro cuerpo para sacar su máximo rendimiento  o entrenamos la adquisición de nuevos conocimientos para mejorar nuestras habilidades en el área de nuestra vida profesional.

En definitiva desarrollarnos para ser mejores en lo que sabemos que es nuestro más amplio potencial.

El entrenar tu mente, no tiene nada de diferente a lo que llevas haciendo desde que naciste… ¡o sí!! podíamos decir que la diferencia estaría en que en esta ocasión tomas conciencia de los aprendizajes y tienes la capacidad de elegir cuales de ellos realmente te reportan un beneficio o sacan de ti tu máximo potencial.

Entrenar a tu mente es, entrenar tu voluntad para la consecución de tus fines, entrenar tus creencias potenciadoras para que caigan por desuso tus creencias limitantes, entrenar la gestión de tus emociones para que seas tú el que las uses a ellas y no ellas a ti, entrenarte para que ante las caídas puedas levantarte cuanto antes y con menos daños.

¡Y nooo!, ¡no es imposible!, no hay mayor excusa que el decir “yo soy así”… como cuando quieres trabajar tus abdominales o cualquier otro músculo de tu cuerpo solo es cuestión de esfuerzo diario y constancia, con la fe de recibir la satisfacción de que lograrás tu objetivo.

No hay nada más gratificante que sentirte líder de tu cuerpo, de tu mente y de tus emociones….pues eso es saber que diriges cada una de tus decisiones, que lideras tu vida y que por tanto puedes ser como tú quieres ser, cosa que solo te puede reportar los beneficios del empoderamiento, de la confianza en ti mismo, de la seguridad y la equilibrada autoestima.

Entonces, ¿te animas a capitanear tu vida?

 

Kisses

Recommended Posts